<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1823120817950090&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Últimos artículos del blog

Bienes raíces - 18 • 02 • 19

6 diferencias entre un condo y un departamento

Aunque muchas veces sean usados como sinónimos, los apartamentos y condominios no son lo mismo.

Lo que los asemeja es la forma: ambas opciones son unidades de vivienda que forman parte de un edificio de varios niveles.

Las diferencias entre ambos son de fondo, principalmente con temas legales y de propiedad. De manera muy resumida:

  • Si eres dueño de un apartamento y lo vives, se trata de un condominio.
  • Si no eres propietario del espacio de vivienda y lo rentas, es un apartamento.

En ocasiones, es posible que un condominio te permita un estilo de vida muy diferente al de un apartamento. A continuación te explicamos las diferencias más destacables:

 

1. Cantidad de dueños

Un condo tiene generalmente más de un propietario. Un edificio de condominios posee diversas unidades y cada una puede ser de diferentes dueños.

Los dueños comparten, por otro lado, diversas áreas comunes que incluyen elevadores, áreas verdes, lobby o terrazas.

 

2. Asociación de propietarios

Los dueños de condominio, a diferencia de algunos departamentos, no tienen que hacerse cargo del mantenimiento o reparaciones que sean necesarias en los exteriores.

Generalmente, una dirección se ocupa de ser responsable de las labores de conservación de la propiedad: pintura, remodelación, jardines, etc.  En el interior de los condominios, este tipo de labores corresponden a los propietarios.

 

3. Reglamentación

Los dueños de condominios están sujetos a reglamentos que rigen la vida interior de los desarrollos. Dichas normas pueden contener diversos apartados y dependen de las condiciones de cada edificio.

Por otro lado, los desarrolladores están sujetos a regímenes de propiedad de condominio, que por una parte restringe el nivel de densificación de una zona pero que, idealmente, sirven para evitar la sobre densidad que provocaría el devaluó de la propiedad.

Entonces contar con reglas pone ciertos límites, pero también protege la plusvalía de las inversiones.

 

4. Sistema de tarifas y cuotas

Por medio de un sistema de tarifas, se cubre un fondo para reparaciones y mantenimiento de zonas comunes y exteriores de las diferentes unidades de condominio.

 

5. Amenidades

Los propietarios de condominio, en muchas ocasiones, gozan de beneficios y espacios para el deporte y la recreación que en otro tipo de propiedad resultan en gastos extra: gimnasio, alberca, zonas de trabajo, clubes infantiles entre otros.

 

6. Ubicación conveniente

Existen desarrollos de condominios que se basan en proveer a sus dueños un valor agregado a su propiedad mediante una ubicación privilegiada que conecta con las principales avenidas de la ciudad y está cercana a escuelas, plazas comerciales, hospitales entre otras.

Se levantan en zonas con gran movimiento productivo, lo que puede permitir a sus dueños trabajar en lugares cercanos a su conjunto de condominios.

Esto además incide en el valor de la propiedad, ya que mientras mejor conectada esté la zona y su desarrollo se encuentre en proceso, mayor plusvalía obtendrá el condominio al pasar del tiempo.

 

nichlas-andersen-225986-unsplash

 

Ventajas de ser propietario de un condominio

  • Precio: los condominios pueden ofrecer precios más baratos que una casa con las mismas condiciones de tamaño y amenidades como albercas, área deportiva o recreativas.
  • Inversión: los condominios pueden ser una opción de inversión de gran rentabilidad, particularmente en aquellos desarrollos que cuenten con ubicación estratégica o se encuentren en una ciudad de alta plusvalía.

 

El caso de los condohoteles

Un concepto particularmente novedoso es el de condohotel, donde un propietario compra una habitación de hotel para hacer uso de ella una temporada al año mientras el resto del tiempo, la administración del mismo corre a cargo del hotel o cadena.

Al cierre de un periodo acordado, los administradores del centro de hospedaje dividen los beneficios percibidos de la renta de las habitaciones entre los propietarios.

Entre las ventajas de esta forma de inversión, está la posibilidad de sus dueños de disfrutar de los servicios de un hotel como si fueran turistas y al mismo tiempo, tener un importante ahorro en gastos de mantenimiento, agua, luz y demás conceptos.

Antes de participar en una inversión de este tipo, es conveniente estudiar las características de la propiedad entre las cuales resalta la ubicación, principal elemento que le da valor a un hotel dentro de una zona turística.

 

Algunas recomendaciones antes de comprar un condominio

  • Asegúrate de que la ubicación permita prever un incremento del valor de la propiedad.
  • Estudiar el reglamento interno del condominio, en especial lo referente a modificaciones o mantenimiento.
  • Revisa acabados y pregunta por materiales de construcción e interiores.
  • Confirma si existe un plan urbanístico que evite la sobre densificación de la zona.
  • Clarifica los costos totales y servicios incluidos, también condiciones de pago.
  • Los departamentos en preventa pueden ofrecerte mejores precios.
  • Si ya has tenido la experiencia de vivir en un condominio sabrás que la convivencia es un tema que exige respeto hacia los demás.
  • Contactar a un experto inmobiliario puede resolver mejor tus dudas y ahorrarte horas de trabajo.
    Investiga las características de los servicios de la zona.
  • No te quedes con ninguna duda respecto a una propiedad, enlista opciones y analiza las conveniencias de cada desarrollo.

Comparar opciones bajo estos criterios sin duda es lo más recomendable. Acércate a aquellos desarrollos que sean transparentes en el manejo de la información, cuenten con opciones de financiamiento y te brinden asesoría en todos los aspectos de tu propiedad.

 

SUSCRÍBETE

Entérate de todas las novedades de Grupo R4